jueves, 11 de noviembre de 2010

Como diagnosticar cáncer de próstata

Es uno de los tumores malignos más frecuente en el hombre junto con el cáncer de pulmón. Es raro antes de los cincuenta años y su porcentaje aumenta con la edad.
El desarrollo y crecimiento de este tumor está influenciado por la presencia de las hormonas masculinas, los andrógenos. Hay un gran porcentaje de cánceres latentes, lo que significa que pese a estar presentes no manifiestan agresividad y se estima que los que se transforman en agresivos sólo llegan al 1% de los existentes.

Tanto con fines pronósticos, como de tratamiento, se dividen en cánceres localizados y en cánceres no localizados o avanzados. En los localizados, el proceso se encuentra dentro de los límites de la glándula prostática y para ellos se intentarán tratamientos curativos. Como en los cánceres avanzados, el proceso ha excedido los límites de la próstata sólo podrán efectuarse tratamientos paliativos.

Como diagnosticar cancer de próstata - 1ª Parte

video

Síntomas

Cuando el cáncer de próstata está localizado, generalmente no presenta ningún síntoma, pues la mayoría crece en la zona periférica o externa de la glándula, alejado de la uretra, por lo que estos pacientes no padecen trastornos de micción, salvo que el cáncer se desarrolle en un paciente que además padezca una Hiperplasia Prostática Benigna (HPB), condición que es muy frecuente observar.

Cuando el proceso no está localizado o avanzado, muchas veces el diagnóstico se efectúa por los síntomas que genera el compromiso de otros órganos o estructuras, siendo muy común la afección del sistema óseo y principalmente de las vértebras de la columna lumbar. Cuando estas metástasis se localizan en los huesos largos (fémur, húmero, etc.), se pueden producir fracturas espontáneas o por traumatismos leves. Por otro lado la alteración de los órganos o estructuras vecinas a la próstata pueden ser responsables de la aparición de síntomas.

Como diagnosticar cáncer de próstata - 2ª Parte

video

Diagnóstico de cáncer de próstata

Hoy en día se trata de efectuar un diagnóstico precoz del cáncer de próstata, cuando todavía está localizado dentro de los límites de la glándula, pues es la única manera de ofrecerle al paciente un tratamiento curativo. A esto llevan todas las campañas y recomendaciones que se efectúan en hombres a partir de los 50 años.
Se aconseja entonces que a partir de la edad mencionada, los hombres concurran a una consulta con un médico urólogo una vez por año.

El examen anual se basa en dos pilares:
1-Examen Dígito-Rectal (EDR) o Tacto Rectal.
2-La determinación del Antígeno Prostático Específico (APE), más conocida por su sigla en idioma inglés (PSA).

Estos dos estudios deben efectuarse rutinariamente y de acuerdo a los resultados obtenidos puede realizarse según el caso una ecografía prostática trans-rectal y biopsia prostática guiada por la ecografía o eco-dirigida.

Como diagnosticar cáncer de próstata - 3ª Parte

video

1-Examen Dígito Rectal o Tacto Rectal:
Es el más importante de todos los exámenes y no ha perdido vigencia ni efectividad con el correr del tiempo ni los descubrimientos científicos. Mediante el mismo se puede evaluar el tamaño, forma, consistencia y fijeza de la glándula prostática. Generalmente el cáncer de próstata se presenta en este examen como una zona dura deformada y fija. Ante cualquier duda o sospecha al realizar el tacto rectal, el urólogo indicará una biopsia prostática eco-dirigida que confirmará o no el diagnóstico sospechado.

2-Antígeno Prostático Específico (APE) o (PSA):
Es una proteína solamente producida por la glándula prostática que forma parte del líquido seminal. Ésta, tiene la función de licuar este líquido para que los espermatozoides puedan progresar y así fecundar al óvulo femenino. Hay pequeñas cantidades de esta proteína que pasan a la circulación sanguínea y pueden ser medidas en una muestra de sangre. Los valores normales no deben pasar de 4 ng./ml. (nanogramos por mililitro). Hay patologías prostáticas como las prostatitis aguda y crónica, la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata; que aumentan los valores del PSA en sangre. Esto implica que el sólo aumento de este valor no hace el diagnóstico de cáncer de próstata, aunque a partir de los 10 ng./ml. y a medida que estos valores sean mayores, la posibilidad que esta patología sea la productora de su aumento es más cierta, más aún cuando está acompañado de un tacto rectal sospechoso.

Siempre que se vaya a medir el PSA en sangre se recomienda dejar pasar 7 días después de haber efectuado un tacto rectal o una ecografía prostática trans-rectal o 48 horas luego de haber tenido actividad sexual, pues las conductas descriptas pueden aumentar los valores del PSA artificialmente
.

Ecografía prostática trans-rectal y biopsia de próstata

Cuando los valores de PSA y/o el tacto rectal son anormales puede estar indicada la realización de una biopsia de próstata.

Hacer una biopsia implica tomar muestras de un determinado tejido para ser analizadas por un médico patólogo y poder determinar las características de dicho tejido. Puntualmente consiste en estudiar al microscopio los tacos (trozos) de glándula obtenidos a través de la toma biopsia. El estudio histopatológico es el único procedimiento que nos certifica o descarta la presencia de un cáncer de próstata en el material remitido al patólogo. En caso de diagnosticarse un cáncer de próstata, el médico patólogo realizará la evaluación del grado de agresividad del tumor, lo que se denomina escala o puntuación de Gleason, que los diferencia con una puntuación de 2 a 10, siendo 2 el menos agresivo y 10 el de mayor agresividad.

A través de la ecografía trans-rectal se realiza la toma de muestra para biopsia. La ecografía permite realizar un control de la aguja con la cual se toma la muestra hacia el lugar elegido por el operador. Se pueden efectuar 6, 8, 10, 12, 14 y hasta 24 o más tomas. Los lugares de donde se toman las muestras habitualmente están predeterminados pero además se pueden efectuar muestras de las zonas sospechosas encontradas por el tacto rectal o la ecografía. A veces es determinante para averiguar si el proceso canceroso está localizado en la glándula o si ha excedido sus límites, hacer tomas biopsias de las vesículas seminales o de zonas de la cápsula externa de la próstata.

Como diagnosticar cáncer de próstata - 4ª Parte

video

Estadificación del cáncer de próstata

La estadificación consiste en determinar si el cáncer de próstata está localizado, confinado dentro de los límites de la glándula o si los ha excedido.

Si el cáncer está dentro de los límites de la glándula se deberán intentar tratamientos curativos, si los ha excedido, se deberán realizar tratamientos paliativos.

Para determinar hasta donde llegó el proceso hay que tener en cuenta cuáles son los lugares más comunes hacia donde se propaga. Por un lado tenemos la diseminación o progresión local que traspasa los límites de la glándula invadiendo los órganos vecinos, como las vesículas seminales, la vejiga, la porción final del uréter cercana a la vejiga, etc. Esta condición puede ser evaluada con una ecografía prostática trans-rectal o con una Tomografía Computada (TC). También puede existir progresión hacia los ganglios linfáticos que pueden visualizarse por TC.

La diseminación más común del cáncer de próstata es hacia los huesos y para su investigación se debe realizar un estudio que se denomina Centellograma Óseo de cuerpo entero.

En función de los hallazgos de estos estudios se determinara el tratamiento a aplicar.

Como diagnosticar cancer de próstata - 5ª Parte
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario