miércoles, 31 de agosto de 2011

El libro que revolucionó la crianza de los bebés

El libro marcó un antes y un después.

"El libro del sentido común del cuidado de bebés y niños" del doctor Benjamín Spock, publicado en 1946, es uno de los libros más vendidos de todos los tiempos. Tuvo ventas globales de cerca de 50 millones de ejemplares.

A 65 años de su primera publicación, ¿cuál es el aporte del Dr. Spock a la crianza de los niños hoy en día?
El título del libro no era demasiado emocionante. Sin embargo, en los austeros años de la posguerra, su mensaje fue revolucionario.

"Apenas se puso en venta, fue aclamado", dice la profesora Lynn Bloom, biógrafa y amiga de Benjamin Spock.
"Era radical, muy diferente a los manuales de crianza que lo precedieron. La gente quería la oportunidad y el permiso de tener hijos y amarlos. Y ese libro se los daba".

El libro ponía en tela de juicio la ortodoxia en la crianza de principios del siglo XX, que indicaba que los bebés debían ser alimentados de acuerdo con una agenda muy apretada, y que darles demasiado afecto los convertiría en débiles y no los preparaba para el mundo.
En cambio, el Dr. Spock recomendaba un enfoque más flexible en la educación de los niños, y alentaba a los padres a que confiaran en sus propios instintos y en el sentido común.

"Instaba a los padres a no dejarse intimidar por la regla que imperaba entre los pediatras en ese momento de que nunca se debe alimentar a un bebé fuera de horario, ni un minuto antes, ni un minuto después", dijo Spock.
"Yo fui uno de los primeros pediatras en decir que eso era una tontería. Esa regla hacía llorar a los bebés.
"Y era aún peor para las madres, que se mordían las uñas de la angustia frente al reloj esperando el momento de darle de comer a su bebé".

Las primeras frases del libro son: "Confía en ti misma. Sabes más de lo que crees".
En 1946, eso marcó una gran diferencia en relación a la opinión imperante entre los médicos y pediatras.

Armario
Seis meses después de su publicación, se habían vendido 500.000 ejemplares.
Al cabo de una década, se vendían a un millón al año. Actualmente está traducido a 39 idiomas, con ventas estimadas en 50 millones de ejemplares.
En la década de 1960, cuando Lynn Bloom conoció al Dr. Spock, "El libro del sentido común del cuidado de bebés y niños" ya se había convertido en uno de los libros de no ficción más vendidos de todos los tiempos y todas las madres que ella conocía tenían su ejemplar.

"En ese momento era el único libro que había. Había algunos otros libros especializados en el parto natural, había libros sobre la lactancia materna, pero este era el único de su tipo y el único que nadie cuestionaba".
"El título del libro indicaba que si uno tenía un poco de sentido común los consejos serían compatibles con los propios instintos", señala.

Lynn Bloom recuerda a Benjamin Spock como alguien que amaba a los niños, que se tiraba al suelo a jugar con ellos. Un hombre alto, de risa estruendosa y muy humano.
"Nunca lo escuché ni en privado ni en público hacer ningún tipo de comentario denigrante, humillante, que abusara de su autoridad o que indicara que se creyera grandioso. No creo que se sintiera de esa manera".

Benjamin Spock nació en 1903. Era el mayor de cinco hijos y a menudo cuidaba a sus hermanos menores.
Su propia madre los crió con un estilo bastante duro.

"Uno de sus castigos era poner a los niños en un armario oscuro y simplemente dejarlos allí hasta que aprendieran la lección que estaba tratando de enseñarles.
"Dos de las hermanas de Spock recuerdan que una vez las metió en un armario, se olvidó de ellas y se fue a Nueva York por el día. Cuando regresó estaban locas de nervios.
"Suena grave. Era grave. Sin embargo, no era inusual para la época en la que Spock fue criado".


Política
Benjamin Spock incursionó en la política.Benjamin Spock fue a la Universidad de Yale, donde formó parte del equipo de remo que ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de París en 1924, y estudió medicina especializándose en pediatría.

Más adelante, desarrolló otra pasión: la política.
En 1960, hizo un anuncio con Jacqueline Kennedy como parte de la campaña electoral presidencial de John F. Kennedy.
Se unió al movimiento pacifista y a finales de los '60 fue un destacado activista del movimiento contra la guerra de Vietnam.

Al explicar por qué se hizo más político, dijo: "No es suficiente con educar niños felices y seguros. Además es necesario darles un mundo digno, y es por eso que he ampliado mi horizonte".
En 1968, el Dr. Spock fue condenado a dos años de cárcel, que nunca cumplió, por luchar contra el servicio militar.
La actriz Vanessa Redgrave se unió a las protestas en contra del encarcelamiento de Spock.

También recibió amenazas de muerte y su libro fue atacado por partidarios de la guerra, que culpaban a sus consejos liberales de criar a una generación permisiva e indulgente.
Es una crítica que Spock abordó de manera decidida en una entrevista con la BBC en 1971.

"Yo soy acusado por ciertos tipos de políticos, como el vicepresidente Spiro Agnew, quien anduvo por todo EE.UU. diciendo que los jóvenes están arruinados porque yo doy consejos permisivos", dijo.
"En realidad, creo que cualquiera que haya leído el libro entiende que no soy permisivo y que nunca hablé de gratificación instantánea".

Pero el daño estaba hecho. Spock nunca pudo librarse entre los conservadores de esa reputación de corruptor de la juventud.
Algunos de sus consejos fueron desacreditados por médicos posteriormente. Por ejemplo, la idea de poner a los bebés a dormir boca abajo. Él decía que eso reducía el riesgo de que se asfixiaran con su propio vómito, pero en los años '90 esa posición se vinculó con el síndrome de muerte súbita infantil.

Sesenta y cinco años después, sin embargo, el libro de Spock aún se sigue imprimiendo y sigue influyendo en las generaciones de nuevos padres.

Estudio sobre hipertensión impulsa nuevas guías de diagnóstico.

Alrededor de 1.000 millones de personas a nivel mundial tienen hipertensión.
Tomar varias veces la presión sanguínea durante un período de 24 horas en lugar de efectuar una sola medición en la clínica es la forma más efectiva de decidir quién debería recibir fármacos antihipertensivos, según indicó un estudio.

Estos resultados en favor del control ambulatorio de la presión fueron incorporados inmediatamente por el controlador de costos sanitarios de Gran Bretaña, el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE), en las nuevas guías sobre cómo diagnosticar y cuándo tratar la presión arterial elevada.

Bryan Williams, profesor de medicina de la Leicester University y jefe del grupo de desarrollo de guías del NICE, manifestó que el cambio afectaría el tratamiento de millones de británicos y añadió que es un "paso que probablemente será replicado en el mundo".

Alrededor de 1.000 millones de personas a nivel mundial tienen hipertensión, que es el principal factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, la mayor causa de muerte en todo el mundo.

Si permanece sin tratar, la presión arterial elevada puede generar accidentes cerebrovasculares (ACV), infartos, insuficiencia cardíaca y daño en los órganos, como los problemas renales y visuales.

A las personas diagnosticadas con hipertensión suelen recetárseles medicamentos para reducir la presión arterial. Los pacientes suelen recibir la indicación de esos fármacos por muchos años, cuando no por el resto de sus vidas.

"El control ambulatorio permite mejorar el blanco de tratamiento de la presión arterial, hacia quienes recibirán el mayor beneficio", señaló Richard McManus, de la Birmingham University en Gran Bretaña, quien dirigió el estudio publicado en la revista médica The Lancet y que impulsó el cambio en las guías del NICE. "Ahorra costos en el largo plazo, además de ser más efectivo, por lo que será bueno tanto para pacientes como médicos", añadió.

El diagnóstico de la hipertensión tradicionalmente se basaba en mediciones de la presión arterial en centros médicos, pero estudios hallaron que las mediciones ambulatorias y en el hogar son mejores indicadores de quién padecerá problemas cardíacos y ACV.

La medición ambulatoria de la presión sanguínea implica que el paciente se coloque un dispositivo de medición por 24 horas. Las mediciones suelen tomarse cada media hora durante el día y una vez por hora a la noche.

Los expertos consideran que las lecturas de la presión arterial tomadas durante la visita al doctor con frecuencia pueden ser falsamente elevadas, debido a lo que se conoce como "efecto del delantal blanco", que es cuando los pacientes se ponen nerviosos por asistir a un establecimiento médico.

martes, 30 de agosto de 2011

Una ensalada de vida

Si se incrementara el consumo de las frutas y las verduras se podrían evitar 1,7 millones de muertes por año en todo el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud. Estos alimentos ayudan a evitar el desarrollo de algunas enfermedades como la diabetes, el cáncer, la presión alta y los problemas del corazón.

Y tú, ¿cuántas porciones de cada uno comes diariamente?

Como te hemos contado en otros artículos de vidaysalud.com, una dieta saludable y variada en la que abunden las frutas y los vegetales en lugar de las grasas y los azúcares refinados, presentes en muchos de los bocadillos y las golosinas, por ejemplo, te permite mantener una vida más sana por más tiempo, y los beneficios son numerosísimos. Tantos, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que si su consumo creciera ¡podrían salvarse 1,7 millones de vidas en todo el mundo!

Según un informe de esa entidad, en conjunto con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la cantidad de consumo diario de frutas y verduras (excepto las papas o patatas, la yuca y otros tubérculos similares que contienen muchos carbohidratos, o sea, azúcares) debería ser de 400 gramos (0.8 lb) como promedio. Sin embargo, actualmente, el consumo de frutas y verduras difiere mucho de acuerdo a cada país. Se calcula que varía de 100 (0.2 lb) a 400 gramos (0.8 lb) al día, de acuerdo al lugar.

Esto es especialmente importante si se tiene en cuenta que comer pocas frutas y verduras se ha convertido en uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial: se calcula que causa, en todo el mundo, alrededor de un 19% de los cánceres gastrointestinales (del aparato digestivo), un 31% de las cardiopatías isquémicas (de los problemas del corazón) y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales (de los derrames cerebrales).

Por el contrario, si se incorporaran más vegetales en las comidas, se lograrían prevenir enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, la obesidad y los problemas del corazón. Todavía más, si esto se complementa con una rutina regular de ejercicios físicos. Además, el consumo de frutas y verduras también ayudaría a eliminar la falta de ciertos nutrientes que existe actualmente en la dieta de muchas personas, sobre todo en los países menos desarrollados.

Al respecto, una revisión internacional coordinada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer encontró que el consumo de frutas y verduras podría disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer entre un 5 y un 12 por ciento. Esa cifra resulta ser aún mayor cuando se trata del cáncer gastrointestinal: de aumentar el consumo de frutas y verduras la reducción en el riesgo de desarrollarlo sería de un 20 a un 30 por ciento menor.

La buena noticia es que todo esto puede evitarse si se cambian estos hábitos, no sólo de una persona sino de toda la sociedad. ¿Te imaginas el cumpleaños de los niños sin sodas y con ensalada de frutas en vez de pastelitos? En algunos colegios ya se ha empezado a promover la venta de alimentos más saludables para los alumnos, en vez de las golosinas altas en calorías que suelen ofrecerse en el quiosco. Sin embargo, esto sigue pareciendo algo imposible de lograr en la mayoría de los casos.

¡Tú puedes aportar tu granito de arena!
Recuerda (y cuéntale a tus familiares y a tus amigos) que una alimentación que no es saludable junto con la inactividad física son dos de los principales factores de riesgo que existen actualmente a nivel mundial. Ambos, sumados al uso del tabaco y al abuso del alcohol, contribuyen a que se produzcan más de 36 millones de muertes cada año, de las cuales 9 millones corresponden a personas que todavía no han cumplido los 60 años de edad. Y que en este caso no hay distinción de sexo, ya que los afectados pueden ser tanto hombres como mujeres.

A partir de ahora, ¿cuántas frutas y verduras incluirás en tu dieta? Para variar, puedes ver las recetas saludables que te ofrecemos en vidaysalud.com para llenar tu cocina de aromas y de colores y tu cuerpo de sabores saludables nuevos.

¿Podría mucho chocolate reducir el riesgo cardiaco?

Las personas que comen chocolate con regularidad quizás no solo estén satisfaciendo su gusto por lo dulce, sino que también podrían reducir su riesgo de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.

El chocolate se ha relacionado antes con la reducción del riesgo de enfermedad cardiaca, pero en este análisis de estudios recientes con más de 100,000 participantes, los investigadores hallaron que los que comían la mayor cantidad de chocolate de forma regular reducían su riesgo cardiaco relativo en un tercio.

"Hallamos una relación potencial entre el consumo de chocolate y la prevención de la enfermedad cardiaca", aseguró el investigador líder, el Dr. Oscar H. Franco, del departamento de salud pública y atención primaria de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido.
"Ahora estamos en las etapas tempranas de la investigación", añadió. No ha habido ensayos clínicos para ver si esta asociación es real, anotó Franco.

El chocolate podría ser beneficioso, pero la gente no debería consumirlo con la esperanza de que reduzca su riesgo de enfermedad cardiaca, advirtió Franco. Y si lo comen, "deben consumirlo con moderación debido al contenido de grasa y azúcar".
"Si ya come chocolate, hágalo con moderación. Si no come chocolate, nuestro consejo es no comenzar a hacerlo", enfatizó Franco.

El informe aparece en la edición en línea del 29 de agosto de la revista BMJ, para coincidir con la presentación de los hallazgos en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, en París. El estudio no recibió fondos de fabricantes de chocolate.
Para el estudio, el equipo de Franco realizó un metaanálisis, que es un tipo de estudio en que los investigadores buscan en la literatura médica para hallar tendencias en estudios relevantes publicados.

En este caso, los investigadores identificaron siete estudios que incluyeron a 114,009 personas en combinación.
Cuando el grupo de Franco reunió los datos de estos estudios, halló que las personas que comían la mayor cantidad de chocolate podrían reducir su riesgo de enfermedad cardiaca en hasta 37 por ciento, su riesgo de diabetes en 31 por ciento y su riesgo de accidente cerebrovascular en 29 por ciento, en comparación con aquellas que comían la menor cantidad de chocolate. Sin embargo, el chocolate no tuvo ningún efecto sobre el riesgo de insuficiencia cardiaca.

Franco apuntó que no está claro qué cantidad de chocolate confiere los beneficios de salud. No había forma de saber cuánto chocolate comían los que consumían la mayor cantidad, explicó. Sin embargo, comer chocolate con regularidad pareció ser importante, dijo.
Estos estudios comparaban a personas que consumían chocolate más de una vez a la semana con personas que lo comían con menos frecuencia, apuntó Franco.

"Aún tenemos que aclarar la cantidad que permite que el chocolate prevenga la enfermedad cardiaca", comentó. "Dada la cantidad de azúcar y calorías del chocolate, no creemos que sea mucho".
Además, dado que el chocolate de estos estudios pudo haber sido chocolate negro, con leche o incluso blanco, saber qué tipo es el más beneficioso es una duda, aunque Franco sospecha que el chocolate negro resultará el tipo favorito. "Es algo que debemos confirmar", dijo.

El estudio incluyó el consumo de barras, bebidas, galletas y postres de chocolate.

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles comentó que "a pesar de la reputación de indulgencia del chocolate, hay una creciente evidencia de que los productos de cacao que contienen niveles altos de flavonoides podrían tener una variedad de acciones que son potencialmente beneficiosas para la salud cardiovascular y metabólica".

Varios estudios recientes han sugerido que los flavonoides que se encuentran en los productos de cacao tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticoagulantes, y que también podrían relajar los vasos sanguíneos, dijo Fonarow. Añadió que también podrían mejorar la sensibilidad a la insulina, reduciendo así el riesgo de diabetes.

Sin embargo, los estudios revisados en este informe eran observacionales, o sea que observaron datos sobre lo que la gente comía. Fonarow señaló que se necesitan ensayos clínicos en que se compare el chocolate con un placebo para ver si los efectos del chocolate son reales.

"Un consumo moderado de chocolate negro podría ser una consideración razonable como parte de una dieta saludable para el corazón", aseguró. "Sin embargo, dada la compleja interacción entre nutrición y salud, se necesitan más estudios".

Samantha Heller, experta en nutrición y dietista, nutricionista fisióloga del ejercicio y coordinadora de nutrición clínica del Centro para la Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut, añadió que "el grano de cacao contiene compuestos vegetales saludables como los flavonoles, llamados polifenoles, que funcionan como potentes agentes antioxidantes y antiinflamatorios. [Podrían] ayudar a mantener las arterias sanas así como reducir la presión arterial y el colesterol.
"Pero, y este es un 'pero' importante, las personas no deben usar este estudio como excusa para hartarse de barras de dulce, helado y galletas de chocolate. Aumentarían de peso e incrementarían el riesgo de enfermedad cardiovascular", advirtió Heller.

Las frutas, las verduras y las legumbres también contienen altas cantidades de polifenoles, además de fibra, vitaminas y minerales, apuntó Heller. "Disfrute de un poco de chocolate negro de vez en cuanto y vigile el tamaño de la porción, pero obtenga la mayoría de polifenoles de las frutas y las verduras".

Estatinas: ¿un fármaco realmente milagroso?

Las estatinas, un medicamento que toman millones de personas en el mundo para reducir el nivel de colesterol en la sangre, parecen también reducir el riesgo de infecciones y enfermedades respiratorias.

En el Reino Unido unos 7 millones de personas toman estatinas.

Ésa es la conclusión de un estudio llevado a cabo durante ocho años por investigadores del Imperial College de Londres, en el Reino Unido.
La investigación, que involucró a unas 10.000 personas, encontró que el fármaco -además de salvar vidas previniendo infartos y derrames cerebrales- logró también reducir a largo plazo el riesgo de muerte por infecciones y enfermedades respiratorias.
El estudio, que comenzó en 1998, involucró a pacientes en el Reino Unido, Irlanda y Escandinavia a quienes se recetó una estatina o un placebo.

En 2003 los investigadores decidieron suspender el ensayo cuando encontraron que las estatinas habían sido sumamente efectivas en la prevención de infartos y derrames y desde entones todos participantes de ambos grupos han estado tomando el medicamento.
Un nuevo análisis este año descubrió que la tasa de muerte entre los pacientes a quienes se recetó la estatina orginalmente sigue siendo más baja que la de quienes tomaron el placebo.

Efecto a largo plazo
Pero la diferencia más significativa entre ambos grupos ha sido la reducción en las muertes por infección y enfermedades respiratorias.
Los resultados de la investigación, presentados durante el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología que se celebra en París, aparecen publicados en European Heart Journal (Revista Europea de Cardiología).

El nuevo estudio analizó el número de muertes y su causa entre los 5.000 participantes basados en el Reino Unido y encontró que después de 11 años la mortalidad fue 14% más baja en el grupo que tomó el fármaco originalmente y esto debido principalmente a que hubo menos muertes (36%) por infecciones y enfermedades respiratorias.
El estudio no mostró ninguna diferencia en la mortalidad por otras enfermedades como cáncer.

"Este resultado fue muy inesperado" afirma el profesor Peter Sever, del Centro Internacional de Salud Circulatoria del Imperial College, quien dirigió el estudio.
"Los beneficios de las estatinas para prevenir infartos y derrames están bien establecidos, pero después de este seguimiento de largo plazo, el efecto más significativo parece ser en la muerte debido a otras causas".
"Es realmente extraordinario que, después de ocho años de que finalizamos el ensayo, siga habiendo esta diferencia entre los dos grupos de participantes" agrega el científico.

Tal como señala el profesor Sever, no se sabe con claridad porqué las estatinas están teniendo este efecto inesperado pero se cree que el fármaco podría reducir la producción de agentes inflamatorios tóxicos en la sangre, la cual se incrementa cuando ocurre una infección.

Beneficios conocidos
Los beneficios de las estatinas para reducir el riesgo de infarto y derrame cerebral han sido bien demostrados en la última década, y como es un fármaco muy barato incluso se ha sugerido que todos los mayores de 55 años deberían tomarlo.
Su función principal es reducir el nivel del llamado colesterol malo, o lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre.

El colesterol LDL puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, incluidos trastornos como infarto y derrame cerebral, debido a que los depósitos grasos que produce se acumulan en las arterias.
Algunos estudios en el pasado ya habían sugerido que las estatinas podrían también proteger a la gente de infecciones como la neumonía, pero ésta es la primera vez que se muestran sus efectos en la mortalidad por estas enfermedades.

Los investigadores advierten sin embargo que todavía no puede recomendarse recetar este fármaco para prevenir infecciones.
Primero será necesario llevar a cabo más estudios para conocer por qué las estatinas también tienen un efecto en otras enfermedades.
Además, se sabe que estos fármacos pueden tener efectos secundarios, como debilitamiento muscular y problemas hepáticos y renales por lo cual podrían no ser beneficiosas para todos los pacientes.

lunes, 29 de agosto de 2011

Hecho en Colombia: marcapasos del tamaño de un grano de arroz

Establecer la paternidad de las grandes invenciones puede ser una tarea complicada y no exenta de polémica.
Jorge Reynolds ha estado dedicado al desarrollo de marcapasos por los últimos 53 años.
Tal vez por eso, aunque en su Colombia natal Jorge Reynolds es reconocido como el inventor del marcapasos, su nombre no siempre figura en los clic artículos que dan cuenta de la historia de este aparato.
Reynolds, sin embargo, parece más interesado en el futuro que en el pasado del invento.
Este ingeniero en electrónica bogotano, de 75 años de edad, acaba de presentar un prototipo capaz de revolucionar el dispositivo del que dependen millones de personas con problemas cardíacos de todo el mundo.

Se trata de un "nanomarcapasos" que mide la cuarta parte de un grano de arroz y no utiliza baterías, sino una combinación de energía piezoeléctrica (que se produce al comprimir cierto tipo de cristales) y la energía producida por el propio corazón.
Para esto último emplea un "puente aurículo-ventricular", inspirado por las investigaciones de Reynolds sobre el corazón de las ballenas.

Aprendiendo de la naturaleza
"Lo que hace es un puente del sistema eléctrico que por alguna razón -por hipertensión o por alguna cosa- ha dañado esas 'cuerdas eléctricas' que tiene el corazón", explicó Reynolds.
Parte de lo aprendido durante años estudiando el corazón de las ballenas se aplicó al nuevo marcapasos.

"Tomamos el impulso que viene de las aurículas y lo reinyectamos en el ventrículo", dijo.
La idea fue incluida hace tres años en la lista de las clic 100 mejores innovaciones inspiradasclic por la naturaleza elaborada por la red Biomímesis, la red de Iniciativas e Investigaciones para Cero Emisiones (Zeri), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Y a la misma se la han agregado otras innovaciones, como el uso de nanolitografía para los circuitos eléctricos, la energía piezoeléctrica y los últimos avances en telecomunicaciones, que permitirán conectar el marcapasos con cualquier celular para facilitar su monitoreo.

El de Reynolds ha sido un trabajo de años, pero ya está listo un primer prototipo.
"Pero no para implantación en humanos, sino para experimentación", explicó el científico.
"Sin embargo, pienso que en tres años podemos tener el marcapasos ya en humanos, porque ahora tiene que entrar en una fase de investigaciones en tejidos vivos", adelantó el investigador.

Pionero
El nanomarcapasos es un ejemplo de lo mucho que ha avanzado la tecnología desde que Reynolds construyó su primer marcapasos, en 1958, para salvarle la vida a un paciente de la clínica Shaio de Bogotá.

"Fue una cuestión que al paciente, un sacerdote, no había nada que ofrecerle, y el jefe de cirugía me convenció que pusiéramos el marcapasos", dijo.
"El sacerdote estuvo totalmente de acuerdo, porque sabía que si no se hacía eso se iba a morir. Se cruzaron los dedos y resulta que funcionó", recuerda Reynolds, quien en esa época se acabada de graduar en la Universidad de Cambridge y descubierto "que la electrónica funcionaba divinamente en la medicina y particularmente el corazón, que es un sistema totalmente eléctrico".

Ese marcapasos, que se conserva en la Academia nacional de Medicina de Colombia, era más grande que una batería de auto y según Reynolds se trató del primero con electrodos internos del mundo y "el primero que le colocó a un paciente de forma definitiva".
"Muy cercano a esto están los suecos, que hicieron su primer marcapasos en el Instituto Karolinska. Pero ese primer marcapaso de los suecos le duró al paciente tres horas, el mío le duró al paciente 18 años", dijo.

Según Reynolds, entre los dos inventos hubo una diferencia de unos quince días.
Aunque mientras el suyo era un marcapasos externo, el desarrollado por Rune Elmqvist, en Suecia, era un marcapasos implantable.

"Esa era su ventaja. Tenía unos sistemas de baterías y demás muy primitivos. Pero la idea, absolutamente genial, de pensar en una cosa mucho más avanzada", reconoció el investigador colombiano.

La disputa por el título de padre del marcapasos, sin embargo, no se limita a Reynolds y Elmqvist.
Australia reclama la paternidad del invento para Mark Lidwell, los estadounidenses para Albert Hyman y los canadienses para John Hopps.

Paternidad disputada
Los australianos reclaman la paternidad del marcapasos para Mark Lidwell, quien en 1928 desarrolló un aparato que permitía la transmisión de impulsos eléctricos al corazón con el propósito de reactivarlo.

Para muchos estadounidenses, sin embargo, el honor le corresponde a Albert Hyman, quien en 1938 fue el primero en utilizar el nombre de marcapasos (en inglés, pacemaker) para un invento similar.

Mientras, los canadienses insisten en que el verdadero inventor del marcapasos fue John Hopps, quien en 1950 desarrolló en Toronto un marcapasos externo que utilizaba electrodos externos.
Estos modelos, sin embargo, no eran portátiles y a menudo el dolor que causaban no permitía su uso por mucho tiempo.

Y además de Reynolds y Elmqvist, a finales de la década de 1950 también se destaca el trabajo del estadounidense Earl Bakken, reconocido en EE.UU. como creador del primer marcapasos externos que podía llevarse puesto.
Reynold, por su parte, destaca el trabajo del estadounidense Paul Zoll, a inicio de los años 50.


"El doctor Zoll fue una de las primeras personas que desarrollaron un marcapasos externo con electrodos externos", dijo.
"Fue una de las primeras personas que estimuló el corazón, pero se necesitaban voltajes muy altos y entonces había una contracción de los músculos pectorales y después de una hora el dolor de eso no lo resistía el paciente", recuerda.

Su modelo solucionó este problema empleando electrodos internos.

Y aunque algo incómodo, por su peso y tamaño, el suyo también fue uno de los primeros marcapasos portátiles, otro paso importante en la evolución del invento.
Hacia adelanteReynolds afirma que no le molesta que, en algunas publicaciones, su contribución no siempre sea reconocida de la misma manera que la de otros pioneros.

"No me molesta. Yo creo que esa es la humanidad y uno va formando una costra, va aprendiendo que las cosas no son tan fáciles ni tan justas como debe ser", dijo.
"Tengo y tuve las mejores relaciones con todos estas personas que desarrollaron los primeros marcapasos, tanto en Europa como en los EE.UU., y hemos tenido unas muy buenas relaciones. Pero siempre en la literatura encuentra Ud. que se habla apenas, que Reynolds apenas aparece por ahí", afirmó.

El colombiano, en cualquier caso, prefiere mirar hacia adelante.

"Mi vida ha sido el corazón. Y cuando uno tiene 75 años hay que trabajar más, hasta que se pueda, y de esta manera ojalá se alcance a dejar ese marcapasos funcionando", dijo.
"Creo que sería un aporte bien importante para la humanidad", concluyó.

viernes, 26 de agosto de 2011

Tu salud es cosa de hombres

La mayoría de los hombres – sean honestos y admítanlo – van al médico cuando no les queda otro remedio. Cuestión cultural, por aquello de que son el sexo fuerte, complejo de súper hombre, miedo a sentirse débil, la razón es lo de menos. Lo cierto es que estadísticamente, van al doctor con mucha menos frecuencia que las mujeres y las consecuencias no son buenas……Tienes que cuidar tu salud por respeto a ti mismo y por consideración con tus seres queridos. ¿Qué esperas?

Si eres hombre y estás leyendo estas líneas, esta información te viene como anillo al dedo. Si no, cuéntale a tu padre, a tu esposo o a tu hermano las siguientes estadísticas:

Los hombres tienen probabilidades 24% mas elevadas de haber faltado a su cita anual con el médico que las mujeres, y probabilidades 22% más altas de no haberse hecho las pruebas indicadas del colesterol.

Los hombres tienen probabilidades 28% más altas de que los admitan al hospital debido a un ataque al corazón que las mujeres.

Los hombres tienen probabilidades 32% más elevadas de ser admitidos al hospital por complicaciones relacionadas con la diabetes (debido a la amputación de una pierna), y probabilidades 24% mayores de ser admitidos por neumonía que las mujeres.

¿Quieres salir del cuadro de las estadísticas? La única forma de hacerlo es involucrarte activamente en el cuidado de tu salud. El primer paso es hacer una cita con tu médico de cabecera para que te indique las pruebas preventivas que necesitas de acuerdo con tu edad, tu estado actual de salud y tus factores de riesgo. Entre ellas están las siguientes:

Revisión de tu peso y tu índice de masa corporal: es un número que se calcula teniendo en cuenta tu peso actual y tu estatura para saber la proporción de grasa en el cuerpo. Según ese número el médico determinará si tienes sobrepeso, un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Para los adultos, el rango normal es de 18.5 y 24.9. Por debajo se considera que la persona está falta de peso. Por encima y hasta 29.9 la persona tiene sobrepeso y de 30.0 en adelante se considera obesidad.

Presión arterial: cuando te toman la presión, el resultado se obtiene en dos números. Uno, el primero y más alto, mide la presión sistólica (la presión que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos cuando el corazón se contrae) y el segundo mide la presión diastólica (mide la presión de la sangre entre latidos, cuando el corazón descansa). En los adultos, se considera que la presión sistólica normal debe estar por debajo de 120 y la diastólica por debajo de los 80. Si la tienes normal, ¡felicidades! Trata de mantenerla así para evitar la hipertensión, que perjudica tu corazón, tus vasos sanguíneos, tus riñones y hasta tus ojos. Es un factor de riesgo de una gran cantidad de enfermedades graves, no te descuides. Tu médico te aconsejará como llegar a un nivel saludable a través del ejercicio y una dieta saludable.

Colesterol: a partir de los 35 años debes medir tu nivel de colesterol con frecuencia (e incluso antes si tienes factores de riesgo como diabetes, historia clínica de enfermedades cardíacas, si fumas, si tienes hipertensión o un índice de masa muscular superior a los 30). El colesterol se mide mediante una prueba de sangre llamada perfil de lipoproteína que indica los niveles de colesterol “bueno” o de alta densidad (HDL) y el “malo” o de baja densidad (LDL). Lo ideal es que tus niveles totales de colesterol estén por debajo de 200.

Habla acerca de tus factores de riesgo: tu estilo de vida, peso, genética (herencia), historia clínica y otros factores pueden predisponerte a las enfermedades cardiovasculares. Tu doctor te recomendará los cambios que puedes y debes hacer para mantenerte saludable.

Colonoscopía: a partir de los 50 años, debes hacerte la colonoscopía con regularidad para detectar pólipos y lesiones en el colon que puedan convertirse en cáncer. Si alguien en tu familia padeció este tipo de cáncer, debes hacerte la prueba incluso antes.

Prueba de la glucosa (azúcar): se medirán tus niveles de glucosa en la sangre en ayunas que se considerarán normales si están por debajo de los 100 miligramos por decilitro (mg/dl) y arriba de 70 mg/dl. Por encima de este valor, tu médico te indicará lo que hacer para prevenir la diabetes tipo 2 y sus complicaciones.

Examen de la próstata: el cáncer de la próstata es la segunda causa de muerte por cáncer entre los hombres. Por suerte, es fácil de tratar si se detecta a tiempo. Para ello, en algunos casos, el doctor puede indicarte una prueba llamada PSA que mide el antígeno prostático específico. Conviene que empieces a tener exámenes de la próstata a partir de los 40, o en cualquier momento en que comiences a tener síntomas como dificultad al orinar, dolor en la parte baja de la espalda y dolor al eyacular.

Otras pruebas: si practicas el sexo con varias personas o el sexo sin protección, conviene que te sometas a la prueba del VIH y de otras enfermedades transmitidas sexualmente.

Mientras estés en la consulta con el médico:
Describe cualquier síntoma que hayas tenido. Cualquier información, por tonta que te parezca, le ayudará al doctor a evaluar mejor tu caso.

Haz preguntas: infórmate sobre las pruebas que te ha indicado.

Si no entiendes algo, no te avergüences y pídele al doctor que te lo aclare.

Pide que te dé por escrito las instrucciones del tratamiento.

Pregunta si debes hacer una cita de seguimiento para discutir los resultados de las pruebas clínicas.

No esperes demasiado para hacer una cita con el laboratorio y/o el especialista, si tu médico te lo indica. Todo esto es vital para poder determinar tu estado de salud. ¿Hay algo más importante que tu salud? Ni el trabajo, ni las responsabilidades, ni ninguna otra excusa deben interferir en el cuidado que te debes a ti mismo. No lo dudes más y llama a tu médico para hacer una cita cuanto antes.

Muchos trabajadores de atención de salud recurren a la medicina alternativa

Tres de cada cuatro trabajadores de atención de salud de EE. UU. usan alguna forma de medicina o práctica complementaria o alternativa que los ayude a mantenerse sanos, muestra un informe reciente.

Además, médicos, enfermeras y sus asistentes, técnicos de salud y administradores de atención de salud en realidad eran más propensos que el público general a usar una variedad de opciones de medicina alternativa, como masajes, yoga, acupuntura, Pilates o medicamentos herbales.

"Nadie había hecho este tipo de análisis antes, así que cuando vi nuestros resultados, realmente me sorprendieron", reconoció la coautora del estudio Lori Knutson, directora ejecutiva del Instituto Penny George de Salud y Sanación del Sistema de Salud Allina en Minneapolis. "Pero fue una sorpresa agradable. Porque esto significa claramente que incluso nuestros trabajadores de atención de salud reconocen la necesidad de opciones alternativas en la búsqueda de formas de mejorar nuestra salud y nuestras vidas".

Knutson y colegas reportaron sus hallazgos este mes en la revista Health Services Research.

Según el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EE. UU. (parte de los Institutos Nacionales de Salud), alrededor del 38 por ciento de los estadounidenses usan actualmente alguna forma de medicina complementaria o alternativa, que también puede incluir complementos dietéticos, meditación, servicios quiroprácticos, Pilates, y medicina ayurvédica o china tradicional.
Los datos de la encuesta, recolectados en 2007 como parte de la Encuesta nacional de entrevista de salud, observó el uso en una muestra nacionalmente representativa de 14,300 adultos que trabajaban y que tenían una edad 18 años o más. Unos 1,300 de los encuestados eran proveedores de atención de salud y trabajadores empleados en un hospital o clínica ambulatoria.

La encuesta cubrió 36 formas distintas de opciones, entre ellas terapias que involucran la manipulación del cuerpo, terapias de cuerpo y mente y biológicas, y tratamientos de sanación con energía.
Se halló que médicos y enfermeras eran el doble de propensos que los trabajadores de respaldo de atención de salud no clínicos a haber probado un servicio de medicina complementaria o alternativa provisto por un profesional (como un quiropráctico) en el año anterior.
También eran casi tres veces más propensos a haberse tratado a sí mismos usando métodos complementarios o alternativos, en comparación con sus colegas técnicos o administrativos.

En general, se encontró que los trabajadores de atención de salud eran usuarios más frecuentes de medicina complementaria o alternativa que las personas ajenas al sector de la atención de salud. El 76 por ciento de los trabajadores de atención de salud dijeron que habían usado esos métodos en el año anterior, frente a 63 por ciento de las personas que trabajaban en campos no relacionados con la atención de salud.

E incluso cuando las dietas, vitaminas, minerales y/o complementos herbales fueron excluidos del rango de opciones, los trabajadores de atención de salud seguían siendo significativamente más propensos a haber probado un producto o servicio de medicina complementaria en el año anterior que el público general (41 frente a 30 por ciento).
Pero los motivos de que los trabajadores de atención de salud recurrieran a la medicina alternativa o complementaria eran similares a los vistos en otras personas. Las tres preocupaciones más prevalentes eran el dolor de espalda, de cuello o articular.

"En general, la cultura occidental ha creído que los servicios y técnicas complementarias no están tan bien investigados y basados en evidencia como la medicina convencional", anotó Knutson. "Pero ya no es así. Y lo que espero que salga de este conocimiento sobre el uso de los profesionales de las opciones complementarias es una apertura en la conversación entre proveedores y pacientes sobre el uso y potencial de la medicina alternativa".

Judy Blatman, vocera del Consejo de Nutrición Responsable, con sede en Washington, D.C., que representa al sector de los complementos, se hizo eco de esa idea.
"Estos resultados no son sorprendentes, y de hecho hemos tenido resultados parecidos al observar las actitudes y la utilización de los profesionales de la atención de salud de los complementos dietéticos", anotó. "Esto es coherente con nuestra propia investigación".

Blatman dijo que "estaría de acuerdo en que ver que las mismas personas que se consideran como líderes de la salud están cada vez más dispuestas a ir más allá del modelo tradicional de tratamiento podría ser muy útil para los consumidores. Porque con frecuencia hallamos que los pacientes no se sienten cómodos hablando con sus proveedores sobre las disciplinas no tradicionales por temor a que no se les tome en serio. Esto debe hacer que todos se sientan más cómodos".

Generalmente, los expertos aconsejan que cualquier paciente que recurra a una terapia alternativa o complementaria consulte primero a su médico.

Dado que los complementos dietéticos no son regulados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. de la misma forma que los medicamentos tradicionales, y algunos complementos interactúan con esos medicamentos, los pacientes deben también hablar con su médico antes de tomar complementos y mantenerles al día sobre cualquier complemento o medicamentos alternativo que usen.

Alimentos que sí bajan y mucho el colesterol.

Frutas secas, soja y verduras, los mejores aliados para bajar el colesterol.

Está al alcance de cualquiera que se lo proponga.
Reducir los niveles de colesterol LDL, el 'malo', es cuestión de voluntad y de perseverancia. Basta con seguir la dieta mediterránea para conseguir este objetivo y lograr, además, aumentar los niveles de colesterol HDL, el 'bueno'. Ahora, sin embargo, llegan otras propuestas desde el otro lado del Atlántico que también han resultado eficaces.

Se trata de la llamada 'dieta portafolio de alimentos que reducen el colesterol' en la que se combinan productos como la proteína de soja, nueces, fibra soluble (vegetales y frutas) y fitoesteroles. La constatación de esta realidad proviene de un nuevo trabajo que demuestra que su consumo a lo largo de seis meses logra disminuciones importantes del colesterol 'malo'.

David Jenkins, del Hospital San Michael y de la Universidad de Toronto (Canadá), es el autor principal del estudio que trae estas buenas noticias. "Las entidades cuyo fin es la salud cardiovascular han destacado incesantemente la importancia de la dieta y los estilos de vida como primera opción preventiva para reducir los niveles de lípidos en sangre y disminuir el riesgo de enfermedad coronaria. No obstante, la introducción de las estatinas (los modernos fármacos anticolesterol) a finales de 1980 puso en entredicho la relativa eficacia de la dieta. Sin embargo, el uso combinado de alimentos capaces de reducir el colesterol ha constatado en algunos estudios una reducción similar a la lograda por la primera generación de estatinas. Ahora hemos llevado a cabo una investigación capaz de determinar que la 'dieta portafolio' reconocida por la FDA (agencia estadounidense de los alimentos y fármacos) es más eficaz que un simple control de la alimentación durante seis meses a la hora de disminuir el LDL", introducen los investigadores en su estudio.

Publicado en el último 'Journal of American Medical Association' , el trabajo ha involucrado a 345 participantes con hiperlipidemia (niveles elevados de lípidos en sangre). Todos fueron divididos en dos grupos: mientras que uno siguió una dieta control baja en grasas saturadas en la que se hacía énfasis en el consumo elevado de cereales, el segundo debía incorporar la 'dieta portafolio'. Fundamentalmente, alimentos con proteína de soja (tofu), fitoesteroles (como los que contienen algunas margarinas), fibras solubles (vegetales, fruta, cebada...) y frutos secos, como las nueces y los cacahuetes.

Los datos revelan unas reducciones significativas de los niveles de LDL en el grupo asignado a la 'dieta portafolio' en comparación con los que llevaron a cabo la alimentación controlada. Pese al reconocimiento de estos beneficios, los autores destacan una cifra de abandonos del tratamiento cercana al 23%.

- Díficil de seguir
Ramón Estruch, jefe del grupo del CIBERobn (Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición) del Hospital Clínic de Barcelona reconoce a ELMUNDO.es que "trabajos, como el aquí expuesto, son interesantes, además de estar publicado en una revista de prestigio". Sin embargo, objeta, "este tipo de dietas tan estrictas son difíciles de seguir a largo plazo (basta con observar el porcentaje de abandonos) y, además, al ser tan vegetarianas pueden resultar perjudiciales para la salud".

No es el caso, defiende de "la dieta mediterránea (DM). Estamos acabando un estudio (Predimed) con 7.500 españoles que han sido dividos en tres grupos: uno ha seguido la DM con aceite de oliva; otro, con frutos secos y un último, la DM estándar. El trabajo finaliza este año, pero ya sabemos que incluso la DM sin enriquecer mejora el metabolismo del azúcar y la tensión arterial, baja el colesterol 'malo' y sube el 'bueno'. Sabemos, además, que es una alimentación fácil de seguir a largo plazo, por su variedad y por su sabor".

Se suma a estas ventajas el hecho de que "cada vez hay más evidencias de su papel protector en la patología cardiaca, pero también en el cáncer y, lo más importante: ha demostrado que no es perjudicial a largo plazo. La pena es que estemos perdiendo este patrimonio que las culturas anglosajonas, precisamente, están empezando a utilizar".

El experto catalán reitera que sería interesante llevar a cabo estudios que compararan la dieta mediterránea con la 'dieta portafolio', aunque reconoce "que la carencia de determinadas proteínas y otros nutrientes no vegetales de ésta última, como los que aporta el pescado, puede ser un lastre para este tipo de alimentación".

De similiar opinión se muestra Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital La Paz de Madrid, reconoce que "los alimentos señalados en el estudio son de sobrada solvencia como productos que bajan el colesterol, pero falta en este tipo de dieta productos como el aceite de oliva que elevan el colesterol bueno".
Reconoce que determinas "dietas, como la analizada en el ensayo, son difíciles de seguir a largo plazo. Esta es una de las razones por las que solemos recurrir a alimentos funcionales que contienen fitoestrógenos (como margarinas y algunos yogures) y si no, a los fármacos".

jueves, 25 de agosto de 2011

El dengue se enfrenta a su peor enemigo

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud un tercio de la población global está constantemente en riesgo de contraer dengue.

Científicos en Australia dicen haber descubierto un método efectivo y barato para prevenir la transmisión del dengue.

Los investigadores infectaron a los mosquitos que esparcen la enfermedad con una bacteria que bloquea la transmisión del virus del dengue.

Cuando los mosquitos resistentes fueron liberados en su medio natural se reprodujeron con éxito con la población que no tenía la bacteria y en pocos meses la habilidad de éstos de transmitir el dengue también se detuvo por completo.
Los científicos, que publicaron los resultados de su experimento en la revista Nature, esperan que su hallazgo pueda convertirse en una forma viable para controlar una enfermedad que afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud un tercio de la población global está constantemente en riesgo de contraer dengue.

Virus en aumento
La incidencia y severidad de este virus -a veces mortal cuando se trata de su versión hemorrágica- se está incrementando en muchas partes del planeta.
Los pesticidas que matan al mosquito han sido el método más efectivo para controlarlo hasta la fecha, pero la resistencia de los insectos a este enemigo químico ha aumentado también con los años.

Ahora, este equipo de científicos australianos asevera que una simple bacteria llamada wolbachia -que sólo ataca a los insectos- podría detener el dengue.
Tras una serie de experimentos de laboratorio que comprobaron que la wolbachia podría restringir la habilidad del mosquito de transmitir el dengue, los científicos liberaron a cientos de miles de mosquitos en su medio natural en la región de Queensland, localizada en el noreste de Australia.
En pocos meses una ola de infección bacteriana ya se había esparcido a casi toda la población de mosquitos salvajes, haciéndolos incapaces de transmitir el dengue.

El profesor Scott O'Neill de la Universidad Monash, uno de los miembros del grupo investigador, dijo que pese al hallazgo aún hay que ser cautos a la hora de ver la efectividad de esta bacteria, ya que hace falta ver cómo reaccionan otras poblaciones de mosquitos en otras partes del mundo.
Los científicos aseguran que un elemento importante en su éxito fue convencer a la población local que la liberación de los mosquitos infectados en su medio ambiente era una buena idea.

Ahora se preparan para llevar a cabo más experimentos en países como Tailandia, Vietnam, Brasil e Indonesia.

El cerebro: esa máquina de hacer pequeñas predicciones

El cerebro se dedica, básicamente, a hacer predicciones.
Suena el timbre: será el cartero. Pasa la comida por el microondas: estará caliente. Un plato se cae al suelo: acabará hecho pedazos. Cambia a verde el semáforo: el auto emprenderá la marcha.

La vida cotidiana no es otra cosa que una serie constante de pequeñas predicciones: en catarata. A eso se dedica básicamente el cerebro. Y el de los seres humanos lo hace bastante bien.

Ésas son las conclusiones del último estudio del neurocientífico cognitivo estadounidense Jeffrey Zacks, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad Washington de San Luis (EE.UU.).
Zacks consiguió identificar la región del cerebro que trabaja en esa pequeña clarividencia cotidiana. Y coincide con la más duramente atacada en los enfermos de Parkinson.
Pero como el propio Zacks aclaró, y al contrario de lo que ha aparecido en algunas publicaciones de divulgación científica: no, el cerebro no predice el futuro como dicen poder hacer los astrólogos y tarotistas.

"Cuando hablamos de predecir el futuro, la mayor parte de las veces pensamos en saber qué va a pasar con los acontecimientos de Trípoli o si el próximo huracán va a llegar a nuestra región, y en eso somos bastante malos", dijo Zacks.
"Pero en lo que somos buenos, es en predecir qué va a pasar en el cortísimo plazo, en los próximos dos o tres segundos".

90% de acierto
De hecho, Zacks detectó que en ese cortísimo plazo, los seres humanos pueden llegar a predecir lo que va a pasar con un 90% de acierto.
Aunque claro, eso mientras los acontecimientos sigan una línea coherente de causalidad.
La investigación estudió a un grupo de jóvenes voluntarios en un laboratorio. Los pusieron a ver películas con escenas cotidianas, como alguien lavando su coche. Las paraban para pedirles que predijeran lo que iba a pasar cinco segundos después.

La mitad de las veces, la interrupción venía seguida de acontecimientos límite. Los participantes acertaban en un 90% con las escenas que seguían un curso normal, pero no alcanzaban el 80% cuando había cambios de escena.
Y es que como explica Zacks, es más complicado hacer predicciones cuando hay una alteración repentina en el rumbo de los acontecimientos. "Además, los sujetos lo sabían y se daban cuenta de que estaban teniendo problemas".

El resultado fue un notable incremento de actividad en el sistema de dopamina del cerebro medio (MDS, en inglés), tanto cuando hacían la predicción como cuando se les revelaba si era acertada o no.

Útil contra Alzheimer o Parkinson
Y un elemento interesante es que esa parte del cerebro activada se trata de la que sufre mayor daño en el caso de los diagnosticados con Parkinson.
Es por eso que, tratar de aplicar su hallazgo al tratamiento de Parkinson es "un lugar natural para mirar", como explicó Zacks.

En ese sentido, el experimento detectó que la activación del MDS en los fallos en la predicción es consistente con la tesis de que esos errores engendran un proceso de reorientación de la atención y una actualización de la memoria.

"La interrupción de estos procesos podría jugar un papel en enfermedades neuropsiquiátricas en las que la desregulación del flujo de dopamina está implicada, como la esquizofrenia o el Parkinson", señala Zacks en su artículo "Error en la predicicón asociada con la segmentación de la percepción de eventos naturales", publicado en la Revista de Neurociencia Cognitiva.

Además, como dijo Zacks, esperan que sus teorías puedan servir a la hora de diagnosticar de forma temprana diferentes enfermedades neurológicas.

sábado, 20 de agosto de 2011

Escáneres muestran que la depresión de la madre afecta la estructura cerebral de los niños

Los hijos de madres con depresión tienen una amígdala (la parte del cerebro asociada con las respuestas emocionales) de mayor tamaño, hallaron investigadores canadienses.

El equipo utilizó escáneres de IRM para examinar los cerebros de niños de diez años de madres que habían tenido síntomas de depresión durante todas sus vidas.

Los resultados sugieren que los cerebros de los niños son sensibles a la calidad de la atención que reciben, dijeron los investigadores de la Universidad de Montreal.

Los autores del estudio señalaron que estudios anteriores hallaron cambios similares en los cerebros de niños que habían sido adoptados por familias tras ser inicialmente criados en orfanatos.

La amígdala asigna significación emocional a la información y eventos, y tiene que ver con la forma en que respondemos a los riesgos potenciales, según la información de respaldo provista en un comunicado de prensa de la universidad.

"No sabemos si el agrandamiento que observamos es el resultado de una exposición a largo plazo a una atención de menor calidad. Pero mostramos que crecer con una madre deprimida se asocia con una amígdala agranda", señalaron en el comunicado de prensa la Dra. Sonia Lupien y colegas.

Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 15 de agosto de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, sugieren firmemente "que el cerebro podría ser muy sensible al ambiente durante el desarrollo temprano, y confirman la importancia de una intervención temprana para ayudar a los niños a enfrentarse a la adversidad", apuntó Lupien.

"Iniciativas como las visitas a domicilio de enfermeras en el periodo prenatal y la infancia, y ambientes mejorados en las guarderías, podrían mitigar los efectos de la atención de los padres sobre el cerebro en desarrollo", añadió.

viernes, 19 de agosto de 2011

Fatiga ocular. Cómo combatir aquella causada por la pantalla de la computadora.

Es habitual que, después de pasarnos ochos horas o más delante de la pantalla de la computadora, muchos volvemos a casa con cara de sueño y un insoportable dolor de cabeza, pero se puede evitar.

En la era digital, la mayoría de la gente pasa el día trabajando en línea, sentado frente a la computadora. Y eso significa mirar fijamente, durante horas, una pantalla brillante y retroiluminada.

Los especialistas señalan que nos hemos acostumbrado a utilizar, tanto en casa como en el trabajo, toda clase de dispositivos electrónicos (e-books, tabletas, computadoras y terminales móviles) para recibir y leer informaciones, que percibimos a través de nuestros ojos, sin prestar atención al efecto que esto puede tener en la salud visual.

Los síntomas más comunes: ojos rojos, irritados, dolor de cabeza, dolor en el cuello, visión borrosa, sensación de quemazón, la dificultad al percibir los caracteres en la pantalla, molestias en la nuca y columna vertebral, problemas que pueden incluso generar cefaleas y vértigos en algunos casos. Por desgracia, no desaparecen con llegar a casa y, como seguro que no estás dispuesto a desterrar al olvido a tu iPad o a tu televisión de 60 pulgadas, más vale que empieces a considerar la opción de dar a tus ojos un descanso.

- Recomendaciones:
- Evite tener el monitor muy cerca, debe estar colocado en un ángulo de 90 grados, a la altura de los ojos o un poquito por debajo y siempre frente a nosotros

- Use un protector de pantalla o unos lentes especiales, y no permitas que la luz de la calle o interior se refleje en el monitor. Mantén la pantalla siempre limpia de cualquier tipo de molestia

- Calibre la pantalla y ajusta el brillo del monitor a uno que no sea tan brillante. Muchos monitores incluyen esta opción en el menú de configuración. No tengas miedo de explorar las opciones hasta encontrar lo más adecuado para ti

- Evite las zonas de trabajo con muchos contrastantes de luz. Deja siempre una luz encendida, no trabajes a oscuras. Si es necesario, mueve las fuente de luz para encontrar un buen equilibrio. Piensa en cómo se siente físicamente tratando de ver la pantalla, entornando los ojos y forzando la vista si hay demasiada luz

- Realice descansos periódicos y parpadea

- Ajuste el tamaño de la letra. Evita la letra pequeña y leer letras blancas sobre fondo negro

- Evite movimientos constantes de cabeza

- De vez en cuanto, fije la mirada en un objeto distante al monitor. Es un pequeño ejercicio que ayudará a relajar tus ojos

- ¿Has oído hablar de la regla '20-20-20'? Sugiere que cada 20 minutos busques un objeto a 20 metros de distancia y lo mires durante 20 segundos

- Parpadea con frecuencia para que los ojos estén bien hidratados y no se resequen

- Pon un cactus cerca, absorbe las radiaciones que desprende el monitor

- Descansa 5 minutos por cada 20 minutos o media hora que estés frente al monitor

- Mantén tu espalda erguida y evita encorvarte. Esto evitara que tu espina dorsal se tense, y que luego puedas sufrir, dolores de espalda, o cuello

- No fumes frente al monitor y evita usar calefacción o aire acondicionado, que secan el ambiente y el ojo

- Truco casero: Usa un vaporizador o difusor con algunas gotas de aceite esencial, ya sea de manzanilla o algún cítrico

- Si a pesar de todo, el trabajo te absorbe y no eres capaz de darte cuenta de lo fatigado que estás, pon una alarma en el móvil que te recuerda que debes levantarse, dar un paseo, y alejarte de la computadora, tus ojos te lo agradecerán

Por supuesto, también puedes invertir en salud y hacerte con alguno de estos kits antifatiga: un filtro de pantalla polarizado por una o dos caras (aunque muchos ya lo incorporan), una lámpara de sobremesa flexible y orientable que neutralice el brillo de la pantalla con un filtro polarizador como los de las lentes de un fotógrafo profesional, un monitor LCD con panel de anti-reflejo o una pantalla mate. Las opciones actuales son infinitas, solo tienes que preguntar en tiendas especializadas.
Aunque lo más importante es seguir las recomendaciones médicas y no se olvide de los controles periódicos.

Cinco genes podrían relacionarse con el cáncer de próstata letal

Investigadores estadounidenses y suecos han relacionado cinco mutaciones genéticas hereditarias con el desarrollo de una forma particularmente agresiva y letal de cáncer de próstata, lo que podría constituir un avance en el diagnóstico.

Los hallazgos podrían algún día llevar al desarrollo de una prueba sanguínea fácil de administrar para evaluar esas mutaciones y ayudar a los médicos a determinar el riesgo a largo plazo al que se enfrentan los pacientes de cáncer de próstata recién diagnosticados, sugirieron los investigadores.

"La capacidad de distinguir a los pacientes en riesgo elevado de un cáncer de próstata agresivo que amenace la vida en el momento del diagnóstico podría mejorar la atención del subgrupo de casos con más probabilidades de beneficiarse de una terapia agresiva, y ayudar a evitar el tratamiento excesivo de pacientes cuyos tumores probablemente permanezcan indolentes", reportó el equipo del estudio, liderado por Janet L. Stanford, codirectora del programa de investigación sobre el cáncer de próstata del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en la edición en línea del 16 de agosto de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention.

El problema es la preocupación establecida sobre el tratamiento excesivo e innecesario de muchos pacientes de cáncer de próstata que en realidad están en un riesgo bajo de un avance rápido de la enfermedad y muerte. Debido a que el tratamiento puede tener efectos secundarios indeseables, como impotencia sexual e incontinencia urinaria, se están realizando esfuerzos para lograr una evaluación más personalizada del pronóstico de un paciente en particular tras el diagnóstico.

"Se necesita con urgencia biomarcadores que puedan distinguir entre los pacientes con tumores más lentos en lugar de más agresivos", dijo Stanford en un comunicado de prensa de la revista. "El panel de marcadores que hemos identificado provee la primera evidencia validada de que variantes genéticas heredadas tienen que ver con el avance y mortalidad del cáncer de próstata. En última instancia, estos marcadores podrían ser usados en la clínica, junto con otros factores conocidos de predicción que se utilizan para evaluar la agresividad del tumor, como una puntuación Gleason elevada, para identificar a los hombres con un perfil de alto riesgo".

Para buscar diferencias genéticas que pudieran indicar distintos riesgos, los autores recolectaron muestras de sangre de más de 1,300 pacientes de cáncer de próstata que vivían en la región de Seattle. Los participantes tenían entre 35 y 74 años de edad en el diagnóstico.

Se recopilaron análisis de ADN de las muestras de casi 2,900 pacientes suecos de cáncer de próstata.

El resultado:
Se aislaron cinco mutaciones de una sola letra (SNP, por su sigla en inglés) del "alfabeto de ADN" de los pacientes que tenían una importancia significativa en el avance del cáncer de próstata, en términos de afectar la muerte celular, el crecimiento tumoral, la inflamación, los niveles de la hormona andrógeno, el desarrollo de los vasos sanguíneos y la densidad ósea.
Los pacientes en que se encontraron al menos cuatro de las cinco mutaciones SNP citadas parecían enfrentarse a un riesgo 50 por ciento más elevado de morir por la enfermedad, en comparación con los que portaban dos o menos de las mutaciones.

William Phelps, director del programa de investigación traslacional y preclínica del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society), dijo que el impulso por desarrollar herramientas diagnósticas más reveladoras viene dado por el reconocimiento de que las opciones actuales de tratamiento pueden debilitar a los pacientes.
"Si los tratamientos que tenemos para el cáncer de próstata fueran tolerables o muy seguros, probablemente se trataría a todo el mundo", explicó. "Pero los tratamientos con que contamos ahora son menos que ideales".

"Así que ciertamente podemos intentar mejorar el tratamiento", señaló Phelps. "Pero al mismo tiempo podemos también intentar mejorar las formas de identificar a los pacientes con más probabilidades de avanzar rápidamente y a los que probablemente avancen con mucha lentitud, de forma que podamos reservar el tratamiento solo para esos casos en que realmente es necesario".

Si hay marcadores que definen mejor a los hombres cuyo cáncer tiene más probabilidades de avanzar, "ciertamente eso resultaría muy útil en el ambiente actual", aseguró.

¿Es la diabetes de ella distinta de la de él?

Científicos que han identificado diferencias significativas en el metabolismo masculino y femenino afirman que hay una necesidad de terapias farmacológicas específicas para cada sexo en algunas enfermedades.

Los investigadores alemanes analizaron el perfil metabólico del suero sanguíneo de más de tres mil personas, y hallaron importantes diferencias sexuales para 101 de 131 metabolitos, sobre todo en los lípidos y los aminoácidos.

Los resultados prueban que "en términos de los perfiles moleculares, los hombres y las mujeres tienen que ser asignados a dos categorías completamente distintas. Eso significa que también necesitamos métodos específicos para cada sexo en el tratamiento de las enfermedades", aseguraron el profesor Thomas Illig y la Dra. Kirstin Mittelstrass.

El estudio aparece en la edición del 11 de agosto de la revista PLoS Genetics.

El próximo paso de los científicos será analizar más metabolitos y evaluar más estudios desde un punto de vista sexualmente específico, apuntaron en un comunicado de prensa de la revista.

"A través de la combinación de evaluación específica según el sexo, estudios de asociación genética y de metabolómica [el estudio de los procesos químicos de los productos del metabolismo], obtendremos una comprensión detallada de cómo se desarrollan enfermedades comunes e importantes como la diabetes mellitus", afirmó Illig.

martes, 16 de agosto de 2011

La 'cultura del honor' puede resultar letal para los hombres

Los psicólogos lo llaman la "cultura del honor", una mentalidad mayormente masculina que da un alto valor a defender la reputación propia a cualquier costo, pero una investigación reciente confirma que se relaciona con conductas arriesgadas y altas tasas de muertes accidentales.

"Las personas que adoptan estos valores también reportan tomar más riesgos", explicó el autor del estudio, el Dr. Ryan Brown, profesor asociado de psicología de la Universidad de Oklahoma, en Norman. También es más prevalente entre los que viven en el sur y en el oeste, en estados como Carolina del Sur, Texas y Wyoming, añadió.

Brown examinó las consecuencias de ese tipo de pensamiento en dos estudios que aparecen en la edición actual de la revista Social Psychological and Personality Science.
Primero, comparó las tasas de muertes accidentales (accidentes de coche, ahogamientos, agotamiento excesivo y cosas por el estilo) en todos los estados de EE. UU. Encontró que los llamados "estados del honor" tenían tasas más altas que los estados que no lo eran (como Nueva York, Ohio y Wisconsin).

Afirmó que cada año se pueden culpar 7,000 muertes en la toma de riesgos relacionada con la "cultura del honor".
Halló que la conducta era más común en las áreas más rurales de los estados de honor. En las ciudades de los estados de honor, halló una tasa de muerte accidental catorce por ciento más alta que en las ciudades de estados que no lo eran. Halló una tasa 19 por ciento superior en las ciudades más pequeñas de los estados de honor, frente a los estados que no lo eran.

"En una ciudad más pequeña, la reputación es mucho más importante", señaló. Es probable que todo el mundo conozca todos los detalles de la vida de uno, y eso podría ser bueno o malo para la reputación, explicó.
En un segundo estudio, Brown encuestó a 103 estudiantes de su universidad, entre ellos a 79 mujeres.
Los participantes completaron pruebas que medían qué tanto se adscribían a la cultura del honor, una prueba de autoestima y preguntas sobre sus tendencias en la toma de riesgos. Por ejemplo, se les pidió decir si estaban o no de acuerdo con la declaración "un hombre de verdad no deja que los demás lo mangoneen".

Mientras más se adscribía la persona a la cultura del honor, más probable era que participara en conductas arriesgadas, mostraron los hallazgos.

Brown señaló que el efecto también se observó en las mujeres.
Brown y otros han notado anteriormente que esta cultura del honor se originó con los escoceses del Ulster, que a veces reciben erróneamente el nombre de escoceses-irlandeses, que vinieron a Estados Unidos en el siglo XVIII.

Apuntó que en su tierra natal eran pastores que siempre sufrían invasiones. Aprendieron a protegerse y defenderse, no siempre de forma ideal. Brown señaló que una declaración típica era "si te llevas una de nuestras vacas, nos llevamos toda tu manada".
Apuntó que las conductas de la cultura del honor persisten a pesar de que las manadas han desaparecido.

Brown añadió que la cultura del honor tiene mucha resistencia al cambio, y que se fomenta a través de normas y valores sobre la masculinidad y la feminidad. Explicó que es un tema de las canciones country.

Eso tiene sentido para Richard Nisbett, profesor distinguido Theodore M. Newcomb de psicología de la Universidad de Michigan. Es autor de Culture of Honor: The Psychology of Violence in the South (La cultura del honor: la psicología de la violencia en el sur).
Nisbett explicó que en el pasado "si uno criaba animales para vivir, se corría el riesgo de que le robaran todos los medios de subsistencia [por ejemplo, si alguien lograba abrir la puerta del prado]".

En tiempos modernos, "si uno tiene el riesgo de perder la fuente de subsistencia y el estado no puede protegerlo, se desarrolla este tipo de cultura del honor", dijo Nisbett.
Añadió que implica más cosas que lucirse ante las mujeres, aunque eso también tiene que ver. Para un hombre, también se trata de demostrar a los demás chicos lo duro que es.

Aunque la investigación de Brown y de otros muestra claramente que algunos estados no son estados de honor, Nisbett apuntó que esa conducta se mantiene en parte por la creencia falsa de que todos los demás se adscriben a la misma mentalidad.

"Tendemos a pensar que la cultura del honor es histórica", comentó Joe Vandello, profesor asociado de psicología de la Universidad del Sur de Florida. Pero "hoy día todavía existen elementos de esta cultura del honor".

Brown señaló que simplemente hacerse consciente del fenómeno podría ayudar a reducir la conducta. Enfatizó que aunque se puede convertir en "parte de la programación, tenemos una voluntad y podemos elegir".

¡Ojo! Los pacientes obesos con diabetes 2 no se benefician con la leptina

Según un estudio nuevo, las personas obesas con un diagnóstico reciente de diabetes tipo 2 no reciben beneficios de la hormona leptina, independientemente de cuánto pesen y de las libras o kilos que pierdan. Los investigadores detectaron que un tratamiento a base de esta hormona no modifica la sensibilidad a la insulina en esos casos.

¿Nunca has oído hablar de la leptina?
Probablemente haya muchas personas que también la desconozcan. Se trata de una hormona, descubierta recientemente en 1994, que entra en el torrente sanguíneo al aumentar el nivel de grasa contenido en las células grasas (o adipocitos). La función principal de la leptina es inhibir el apetito, en otras palabras, le avisa al cerebro que ya ha “comido” lo suficiente. Es la responsable de que nos sintamos satisfechos, “con la barriguita llena”.

Así, esta hormona juega un papel importante en el peso de una persona ya que no solamente controla la sensación de saciedad sino que ayuda a regular también el consumo de la energía. Las personas obesas, en su mayoría, aunque tienen concentraciones elevadas de leptina en la sangre, son resistentes a ella (de la misma forma en que los diabéticos son resistentes a la insulina), por lo que se les afecta el mecanismo de sensación de saciedad y de utilización de la energía del cuerpo (es decir, comen más y gastan menos calorías).

Desde su descubrimiento hace unos 17 años, la mayoría de las investigaciones en torno a la leptina se centraron en su papel como factor regulador del peso corporal, aunque estudios posteriores describieron que también influye en otros procesos del cuerpo, como la reproducción, las defensas y la formación de los vasos sanguíneos.

La regulación de la secreción de leptina se produce a largo plazo, principalmente por variación del nivel de masa corporal y efectos estimulantes de la insulina.

La insulina es otra hormona que libera el páncreas y que juega un papel esencial en la regulación del azúcar en la sangre. En las personas que padecen de diabetes esta regulación no se realiza correctamente. Por eso, en algunos casos, las personas deben inyectarse insulina.

Como la obesidad y la diabetes muchas veces van de la mano, algunas investigaciones han demostrado que la leptina puede ayudar a regular el nivel de grasa en la sangre en aquellas personas con cierto tipo de obesidad relacionada con la diabetes. Un tratamiento específico con leptina (conocido como terapia con leptina humana de metionina recombinante) ha ayudado a mejorar la condición de los niños con un tipo particular de diabetes.

Sin embargo, no todas las investigaciones han dado resultados positivos. Recientemente, un estudio desarrollado por unos especialistas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis y publicado en la revista Diabetes, comprobó que los tratamientos con leptina a corto plazo no lograron los efectos esperados en las personas obesas, de peso estable, que habían sido diagnosticadas recientemente con diabetes tipo 2. En esos pacientes no mejoró la sensibilidad a la insulina ni del hígado, ni del los músculos ni de los tejidos adiposos o grasos.

Mientras los estudios en este campo continúan, no dejes de consultar con tu médico sobre tu caso en particular y siempre trata de despejar todas tus dudas. Busca más información aquí en vidaysalud.com si necesitas una guía para llevar una alimentación más sana o para comenzar un plan de ejercicios aunque siempre es importante que tu médico te diga si tienes algunas limitaciones o debes tener algunas precauciones.

La combinación de una alimentación saludable y el aumento en el nivel de actividad física te ayudarán a perder poco a poco el exceso de peso, si tienes sobrepeso y, a controlar la diabetes.

La cafeína reduce el riesgo de cáncer de piel, afirma estudio

La cafeína reduce el riesgo de desarrollar cáncer de piel, ayudando a eliminar las células dañadas que podrían convertirse en tumores, según un estudio realizado en Estados Unidos publicado el lunes.

El consumo moderado de cafeína, y tal vez incluso la aplicación de café en la piel, podría ayudar a prevenir el cáncer de piel no melanoma, el cáncer de piel más comúnmente diagnosticado, indicaron los resultados de esta investigación, publicados en la versión online de los Anales de la Academia Nacional estadounidense de las Ciencias (PNAS).

Los investigadores, entre ellos Masaoka Kawasumi, de la Universidad de Seattle (noroeste), modificaron genéticamente ratones para reducir en su piel la función de la proteína ATR, clave en la multiplicación de células de la piel dañadas por los rayos ultravioletas del sol.
Estudios anteriores ya habían mostrado que la cafeína inhibe la ATR que, al ser neturalizada, lleva a la destrucción de las células dañadas por los rayos ultravioletas.

Entre los ratones genéticamente modificados expuestos a los rayos ultravioletas en los cuales la acción de la ATR estaba fuertemente disminuida, los tumores de la piel se desarrollaron tres semanas más tarde que entre los ratones del grupo de control.
Después de 19 semanas de exposición a la luz ultravioleta, los ratones modificados tuvieron 69% menos tumores de piel y cuatro veces menos de cánceres invasivos que los del grupo de control.
Sin embargo, los efectos protectores no fueron permanentes. Después de 34 semanas de exposición a los rayos ultravioletas, todos los ratones desarrollaron tumores.

Eventualmente, ante la persistencia de la radiación los ratones desarrollan cáncer "por lo que no es una protección 100% para siempre", explicó Allan Coffey, uno de los autores del estudio, a la AFP.
"En realidad, con casi todos los carcinógenos, con el tiempo todos los animales desarrollan tumores".
Coffey y su equipo confirmaron su hipótesis de que la cafeína -cuando se consume o se aplica a la piel- funciona inhibiendo la ATR. Más estudios son necesarios ahora para evaluar esto en en seres humanos.
"Queremos ver si la cafeína tiene un efecto en la gente cuando se le proporciona por vía tópica", dijo.

El cáncer de piel es el cáncer más frecuente en Estados Unidos, con más de un millón de casos nuevos cada año, según el Instituto Nacional del Cáncer.
Los tipos de cáncer de piel no melanoma, incluyendo los de células basales y los de células escamosas, son los más comúnmente diagnosticados y con frecuencia se pueden tratar si se detecta a tiempo.

La cafeína reduce el riesgo de desarrollar cáncer de piel, ayudando a eliminar las células dañadas que podrían convertirse en tumores, según un estudio realizado en Estados Unidos publicado el lunes.

Buscan voluntarias para comer chocolate negro y demostrar que protege del sol

La Universidad Laval de Quebec (Canadá) busca voluntarias para comer chocolate negro a diario durante doce semanas y comprobar así si este alimento puede actuar además como protector solar, informó hoy el coordinador del estudio.

"El chocolate negro contiene unos antioxidantes naturales, lo polifenoles, que podrían proteger el cuerpo de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta", explicó hoy a Efe el coordinador del estudio, Bruno Riverin.

Para verificar su hipótesis, los investigadores quebequeses necesitan 60 mujeres sanas entre los 25 y los 65 años, de piel clara y no fumadoras dispuestas a comer chocolate negro rico en polifenoles durante tres meses.

Los polifenoles, según el equipo de Riverin, favorecen la circulación sanguínea cerca de la piel, lo que ayuda a protegerla de los rayos solares.

Este estudio sigue la estela de dos investigaciones europeas anteriores que ya relacionaban el chocolate negro con la fotoprotección, pero amplía la muestra a 60 y la hace más homogénea al analizar sólo mujeres, lo que evita que los resultados se vean alterados por la diferencia de los mecanismos hormonales según el sexo.

Por el momento, ya son 30 las elegidas para participar en esta curiosa investigación, aunque no todas ellas tomarán auténtico chocolate negro, sino que algunas consumirán un placebo con un sabor casi idéntico.

Ni las participantes ni los científicos sabrán quién ha estado realmente ingiriendo los polifenoles hasta que concluya el estudio.

El objetivo es demostrar que, en un grupo de mujeres de similares características y sometidas a iguales exposiciones solares, las que toman chocolate negro con regularidad soportan mejor los rayos ultravioleta.

"Si verificamos nuestra hipótesis, el chocolate negro podrá contribuir a la protección solar, pero no será en ningún caso sustituto de los mecanismos recomendados por la Organización Mundial de la Salud, como las cremas solares", puntualizó Riverin. EFE

La supervivencia tras un paro cardiaco en la UCI podría depender de la causa

Las tasas de supervivencia a largo plazo para los pacientes de unidades de cuidados intensivos (UCI) que sufren ciertos tipos de paro cardiaco son bajas, halla un estudio reciente.

Investigadores canadienses observaron datos de 517 pacientes con una edad promedio de 67 años que habían sufrido un paro cardiaco en las UCI de cuatro hospitales de Alberta. De esos pacientes, 27 por ciento sobrevivieron hasta el alta hospitalaria, 24 por ciento por un año, y 16 por ciento por cinco años.
Los pacientes de UCI generales eran más propensos a morir que los que estaban en UCI de atención cardiaca o de cirugía cardiaca.

La actividad eléctrica sin pulso, el paro asistólico (ausencia de un latido cardiaco) y un mayor periodo de reanimación estuvieron entre los factores asociados con un alto riesgo de muerte tras un paro cardiaco en la UCI.

"Aunque la supervivencia general en los pacientes de UCI podría haber mejorado grandemente, la supervivencia entre los que sufren un paro cardiaco en la UCI, sobre todo debido a actividad eléctrica sin pulso o asistolia, siguió siendo comparativamente mala", señalaron en un comunicado de prensa de la revista el Dr. Demetrios Kutsogiannis y colegas, de la Universidad de Alberta.

"Esperamos que este estudio ayudará a informar al público sobre los resultados tras los paros en las unidades de cuidado intensivo y coronarias de los hospitales", continuaron. "Se espera que pueda ocurrir una mejor toma de decisiones informadas sobre los intentos de reanimación al final de la vida entre pacientes, familias y médicos antes de una enfermedad grave y atención potencial coronaria o en la UCI".

El estudio aparece en la edición del 15 de agosto de la revista Canadian Medical Association Journal.